¿Cómo elegir el mejor sistema ERP?

¿Cómo elegir el mejor sistema ERP?

Implementar un sistema ERP es una elección estratégica que hay que tomar con mucho cuidado ya que impacta de manera directa en el futuro de la compañía. Es básico sopesar no solo los gastos iniciales de conseguir un programa ERP sino muchas otras cuestiones para garantizar un despliegue satisfactorio. Mostramos los puntos primordiales para elegir el más mejor ERP para tu empresa

Tu negocio evoluciona a la misma vez que evolucionan el mercado y los clientes. Puede que hasta ahora hayas pasado por distintos periodos en los que hayas ido tomando conciencia de la pérdida de tiempo y dinero que ha supuesto elegir un ERP inadecuado o no haber elegido ninguno. Llegado ese punto donde la búsqueda de un sistema de administración se hace algo necesario para seguir con el buen desempeño de la compañía, debes tomar en cuenta numerosos componentes. La satisfacción elegida debe unificar procesos que permitan el crecimiento, cohesión y eficacia de la organización.

Cosas a tener en cuenta para elegir el mejor ERP

Incorporación de departamentos: El mejor ERP tiene como propósito unificar y automatizar los procesos de negocio, con lo cual el producto elegido debe tener la capacidad de sustituir las apps y los procedimientos usados en estos para unificar toda la administración corporativa en él.

Importación y Exportación de datos. Comprueba si se integra con resoluciones corporativas ajenas, como tienda online, un TPV bancario… y además conectado con sistemas clientes y proveedores

Facturación avanzada: Los ERPs más punteros tienen la capacidad de descubrir e integrar las facturas recibidas por medio de una satisfacción incorporada de escaneado y descubrimiento automatizada de las mismas. Cuentan también con posibilidad de factura electrónica.

Habilidades de análisis: La incorporación de todos los departamentos en un sitio facilita trabajar con datos únicos. Esta uniformidad posibilita la oportunidad de hacer una valoración de datos más precisa.

Ante todo, identifica cuáles son tus necesidades

Es importante tener las críticas de los empleados, van a ser los primeros que experimenten el cambio y por esto es considerable tener las perspectivas que dan las diferentes funcionalidades de cada puesto y departamento. Conociendo qué necesitáis tú y tus empleados vas a asegurar un ágil retorno de la inversión, además de tener un conjunto implicado y contento con la novedosa forma de trabajar.