¿Para qué sirve un ERP?

¿Para qué sirve un ERP?

La designación ERP procede de las iniciales en el idioma anglosajón de Enterprise Resource Planning, lo que quiere decir, sistema de idealización de elementos empresariales. El programa ERP es una parte primordial en muchas compañías, debido a que conecta muchas tareas diarias como: administración de inventario, pedidos, cadena de suministro, finanzas, elementos humanos, compras y asistencia al cliente.

Funcionalidades de un ERP en un negocio

  • Optimizar los procesos de tu compañía. En todas las compañías se desarrollan procesos, como, entre otras cosas, la preparación de facturas, que se tienen la posibilidad de hacer de manera automática y llevar a cabo de manera eficaz y sin fallos.
  • Hacer más accesible la información. Cuando la información es alcanzable para los diferentes departamentos que intervienen en los procesos empresariales, se eliminan fallos y tareas repetidas.
  • Tomar decisiones de manera eficaz. El ingreso a la información veraz sobre tu compañía te dejará tomar elecciones fundamentadas en datos reales.
  • Aumentar la seguridad. La información acerca de la compañía y sus ocupaciones va a estar cuidada y, además, el software ERP va a generar backups automáticamente.
  • Mejorar la atención al cliente. Los datos que se van a tener de cada cliente van a permitir ofrecer un servicio superior y comprender lo que quieren en cada instante.
  • Reducción de los gastos empresariales. Un programa ERP disminuye fallos y descarta duplicidades, por lo cual además se reducen los gastos de las organizaciones.
  • Aumento de la rentabilidad. Todas las virtudes que hemos detallado previamente tienen una virtud final u propósito: el incremento de la rentabilidad en la compañía al unificar y simplificar procesos.
  • Tener un mejor control y con más alcance. En la situación de que se cometa un error, el sistema ERP, por medio de la trazabilidad, dejará detectarlo y corregirlo de manera ligera y simple.