¿Por qué es necesario un control en tiempo real de la producción?

¿Por qué es necesario un control en tiempo real de la producción?

La respuesta es simple, la monitorización en tiempo real de la producción permite una reacción rápida e inmediata a los imprevistos permitiendo resolver las posibles derivas de los procesos inmediatamente y, por lo tanto, alcanzar más fácilmente los objetivos y disminuir las pérdidas operativas y los costes.

3 KPI indispensables para controlar la producción:

1. EFICIENCIA (OEE)

El OEE (eficiencia general de la instalación) es una métrica obtenida a través de varias variables y y el indicador más “exigente” ya que está condicionado por todos los tipos de ineficiencias que conducen a una menor productividad.
La definición de OEE “clásico”:
OEE = Disponibilidad x Rendimiento x Calidad

 2. WIP/DESCARTES

El WIP (Work in Process) indica el número de piezas (o lotes) que se están procesando (suspendidas por varias razones). Se utiliza para evaluar el rendimiento del sistema: a igual que los lotes producidos, se prefiere la solución que corresponde al nivel más bajo de WIP; la explotación de este modo puede reducir los costes de la inmovilización de las existencias de materias primas y productos semiacabados. Los descartes de producción pueden ser determinados por varios factores, por ejemplo, materiales incorrectos, tolerancias incorrectas, etc. Es fundamental controlar los descartes para analizar los costes y comprender su origen.

 3. SERVICIO (LEAD TIME y RETRASOS)

El Lead time (o “tiempo de paso”) es el intervalo de tiempo necesario para satisfacer la petición de un cliente. Cuanto más bajo sea el tiempo, más rápida y flexible será la empresa. Este KPI, junto con el seguimiento de los retrasos, permite, si se suministra de un sistema de planificación de la producción, evaluar eventuales retrasos y volver a planificar la producción de los pedidos.

Dado que los KPI son datos estratégicos para las decisiones de la empresa, es fundamental obtenerlos con la máxima precisión, puntualidad y sobre todo en tiempo real. La mejor manera de hacerlo es implementar en la empresa un sistema de software MES (Manufacturing Execution System) capaz de capturar automáticamente los datos de las diferentes áreas de la empresa, compararlos y reelaborarlos para proporcionar tableros de análisis y monitoreo KPI.”